Hija, yo también me porté mal (12)

octubre 17, 2012

Fuegos artificiales (y peligrosos)

Mi corazón,

 Hoy quiero hablarte de otra travesura mía que pudo haberle causado mucho daño a alguien. Es verdad que la hice siendo niño (tendría entre 10 y 12 años), pero, cuando la recuerdo siento miedo por lo que pudo haber pasado. Y también siento mucha vergüenza por haber tenido esa mala idea a una edad en la que ya deberíamos saber bien cuando algo es peligroso.

 Era navidad. Unos amiguitos y yo compramos unos “cohetones”; esos fuegos artificiales que se lanzan hacia el cielo como cohetes (por eso en venezuela los llamamos así), y que explotan muy pero muy fuertemente; los mismos que vemos aquí en Japón todos los años, en esos eventos nocturnos espectaculares del verano.

 Debes saber que en este país esos fuegos artificiales tan fuertes no se venden en ninguna parte. Por eso es que, aparte de las personas encargadas de lanzarlos en los espectáculos públicos, nunca vemos a nadie jugando con ellos en la calle. Las personas solamente pueden comprar esos que papá, mamá y tus abuelos prendemos para ti, los que al explotar no hacen mucho ruido y se convierten en bellas luces de muchos colores. Por cierto, desde pequeñita siempre te ha emocionado mucho ver, desde el balcón, los que lanza la gente en el parquecito que está frente a nuestro apartamento.

 Pero, en Venezuela, aunque la compra y venta de cohetones también está prohibida por la policía, todos podemos conseguirlos y lanzarlos en la calle (al menos era así cuando yo vivía allá), incluyendo los niños. Para nosotros los venezolanos es algo muy normal.  Más aún, es parte importante de la fiesta navideña, y por eso es tan difícil controlarlo. Aunque yo siempre pienso: ¿Por qué en unos países puede controlarse y en otros no?

 Es verdad que cuando somos muchachos lanzar cohetones es muy divertido y emocionante. Pero, cuando nos convertimos en “abuelos”, entendemos claramente lo riesgoso que es. No quiero asustarte ni ponerte triste, mi adoración, pero, todos los años allá en Venezuela, muchas personas, incluyendo niños, sufren accidentes graves por manipular juegos pirotécnicos peligrosos. Muy lamentablemente, hay quienes pierden un dedo de la mano o un ojo, por ejemplo; otras personas se queman el cuerpo, y otras pueden hasta morir. Eso sería algo demasiado malo y triste para ellos y su familia, ¿verdad, mi vida? Dios quiera que eso nunca le pase a nadie más, ni allá en mi país, ni en ninguna parte del mundo.   

 Voviendo a lo que yo hice aquel diciembre, recuerdo que algunas veces lanzamos los cohetones, no hacia arriba, como es lo correcto, sino a ras del suelo, a lo largo de varias calles. También hicimos la tremenda y peligrosísima maldad de dirigir varios cohetones directamente hacia una casa vecina ubicada en lo alto de una colina.

Los cohetones lanzados por el piso pudieron haber explotado cerca de una persona (incluyendo niños pequeños); debajo de un carro (si el fuego alcanza la gasolina del carro, hay una explosión muy grande, y el carro y todo lo que esté cerca se quema completamente); cerca de algún material que se quema fácilmente; dentro de una casa, etc.. Imagínate, hija mía, las cosas tan terribles que hubieran podido pasar, especialmente cuando lanzamos los cohetones expresamente hacia la casa en la colina. Afortunadamente, y gracias a Dios, esa vez no pasó nada grave, pero pudo haber pasado. Además, esos vecinos nuestros deben haber sentido mucha rabia y temor con cada explosión. Y eso, casi 40 años después, me pone muy triste. Aprovecho para expresar mi arrepentimiento, para pedir disculpas públicamente. Y espero poder hacerlo personalmente, la próxima vez que vaya a mi casa en Venezuela.

 Mi preciosa, como te he dicho antes, es normal que siendo niños no veamos muy claramente el peligro que encierran algunos juegos. No hacemos esas maldades pensando que vamos a lastimar a alguien. Pero, desafortunadamente, aun sin querer, con esos juegos que no vemos tan peligrosos podemos hacer muchísimo daño a otras personas y a nosotros mismos. Así que, espero realmente que puedas aprender algo con esto que te conté hoy.

 Y en estas próximas navidades, recemos con mucha fuerza para que Dios proteja a todas las personas que juegan con cohetones, allá en Venezuela y en todo el mundo, especialmente a los niños, quienes, ojalá, se diviertan mucho y sean muy felices con juegos pirotécnicos inofensivos, sin hacer ninguna de las cosas malas y peligrosas – para los demás y para mí mismo – que hice yo aquel diciembre…

 Dios te bendiga, lindísima.

 Papi.

Ángel Rafael La Rosa Milano

“El sol brilla siempre dentro de ti”

Anuncios

Nippon.com estrena nuevo formato (en español y otros idiomas)

octubre 3, 2012

Apreciados soleros,

La gente de la  Nippon Communications Foundation tiene la gentileza de enviarnos esta comunicación sobre el nuevo estilo que adoptará su página web, nippon.com, a partir de este mes de octubre.

Estuvimos revisando el referido sitio, y lo encontramos muy completo, por la variedad, calidad  y actualidad de sus artículos. consideramos que es una fuente valiosa de información y conocimientos sobre Japón , sus habitantes y las comunidades extranjeras que hacemos vida en el archipiélago. De ahí que quisiéramos compartirlo con todos Ustedes, esperando que su visita a nippon.com sea grata y provechosa. 

………………………………………………….  

Estimados amigos: 

Quisiéramos aprovechar esta ocasión para dar a conocer el nuevo estilo de nippon.com, que ofreceremos a partir del 1 de octubre. Algunas de sus características serán: una mejora en el motor de búsqueda, un diseño actualizado y de mayor facilidad de uso, y la capacidad de cambiar de idioma sin tener que salir de un artículo.

También nos gustaría presentar la nueva versión en árabe de la página, que entrará en funcionamiento el mismo día, y a la que seguirá dentro de un tiempo la versión en ruso.

 Esperamos que se animen a visitarnos, aún con más frecuencia, en esta nueva etapa del viaje de nippon.com.

Gracias nuevamente por su apoyo; un saludo cordial.

 Lo último en nippon.com:

 – h concept Co., Ltd: el diseño anima a Japón y al resto del mundo

http://www.nippon.com/es/features/c00612/

La empresa h concept Co., Ltd sirve de enlace entre los diseñadores y los consumidores. Esta firma se encarga de crear artículos modernos de diversa índole con un buen diseño. Fabricar objetos que diviertan a los usuarios se convierte en la forma de darle un poco de luz a esta época de dificultades.

 – “El dong man japonés arrasa en Pekín: la cultura del manga y el anime japoneses en China”, Kobayashi Sayuri

http://www.nippon.com/es/views/b00109/

La subcultura japonesa también tiene éxito en China. En chino hay una expresión única, dong man, para referirse al anime y manga. Hemos seguido las claves de este boom, que pasa por eventos como el Nihon Dong man, celebrado en una famosa universidad de Pekín.

 – “Manga y bushidō, una combinación explosiva: Saruwatari Tetsuya en la Japan Expo 2012, París”, Laurent Lefebvre

http://www.nippon.com/es/views/b00110/

La Japan Expo es un festival sobre cultura japonesa que se ha convertido en un acontecimiento habitual en Francia cada verano. En este evento en el que predomina la cultura pop y cuyo slogan es kawaii (adorable), un crítico francés de manga se aproxima a un invitado muy singular que desprende un aura de hombría por los cuatro costados: el dibujante japonés de manga Saruwatari Tetsuya.

________________________________________________________

 ¡Gracias por su visita!

 Nippon Communications Foundation

Nippon Press Center Bldg. 2F

2-2-1 Uchisaiwaichō, Chiyoda-ku,

Tokyo 100-0011

Tel. +81-3-5510-5401 begin_of_the_skype_highlighting GRATIS +81-3-5510-5401 end_of_the_skype_highlighting

Fax. +81-3-3519-3519

Email: je@nippon.com, info-es@nippon.com